El tipo de proteínas del tarwi corresponde a globulinas y albúminas, que difieren -en su estructura y propiedades- a las glutelinas y prolaminas de los cereales. Por tanto el tarwi es un alimento libre de gluten apropiado para celíacos.

La celiaquía es una enfermedad hereditaria y auto inmunitaria, en la cual la superficie de absorción del intestino delgado resulta dañada, debido a la intolerancia al gluten, proteína que se encuentra en el trigo, avena, cebada y centeno, cuyo principal componente es la gliadina. Por ello y debido al tipo de proteínas, el tarwi es un alimento recomendable para integrar la dieta de un celíaco (Villacrés 2016).